bici1Leo la  última entrevista realizada en la Contra a Maureen Wheeler, viajera y empresaria que  creó junto a su marido las Lonely Planet, con enorme satisfacción ya que nos remite a lugares ya comunes para nosotros. Os voy a extraer algunos párrafos para que sepáis de qué estoy hablando:

¿Cuál era su plan de vida antes de iniciar esa aventura?

Nos conocimos con 20 años, nos casamos con 21 y empezamos a viajar con 22. La vida, el futuro estaba por inventar. Cuando regresamos, los amigos preguntaban tanto sobre cuestiones prácticas y lugares de interés que decidimos escribir una guía, cuya primera edición realizamos nosotros mismos, a mano y cosida con grapas.

[…]

¿Cuándo empezaron a ganar dinero?

Durante siete años estuvimos convencidos de que llegaría el día en que tendríamos que volver y dedicarnos a un trabajo normal. El gran salto fue la guía de India, 900 páginas, colaboradores…, habían pasado once años.


Supongo que más de uno ya sabrá qué es lo que quiero resaltar de  estos comentarios: desde que empezó el proyecto hasta que tuvo su éxito habían pasado 11 años. Y esa cifra, el número de años,  no parece una casualidad a raíz de  investigaciones como la realizada por Malcom Gladwell autor del libro Fueras de serie: porque unas personas tienen éxito y otras no. Gladwell estudia casos famosos de éxito (desde los Beatles a Bill Gates) y calcula que para llegar a la maestría en cualquier área de tu vida debes tener una práctica de unas 10.000 horas, que si haces cálculos suponen unas 20 horas de práctica a la semana durante 10 años. ¿Empieza a tener sentido el éxito de Lonely Planet?

No estoy diciendo con esto que se necesitan 10.000 horas para llevar adelante un proyecto, sino que se necesitan esas horas para ser un maestro o experto en algo a escala mundial. Y creo además que en este momento de crisis que estamos viviendo, es un planteamiento a tener en cuenta, ya que no podemos olvidar que gran parte de esta crisis está ocasionada por lo que llamamos la “cultura del pelotazo”, es decir, querer un éxito rápido y con poco esfuerzo. Y siento romper los esquemas de algunos, pero parece ser que el verdadero éxito no depende de la casualidad ni de la suerte  sino del esfuerzo constante del día a día.

¿  Tienes  tus  10.000 horas de práctica en algo? ¿O bien crees que en realidad no necesitas tanto ? ¿O  tal vez prefieres soluciones “secretas” rápidas?

Mertxe Pasamontes