creativoslegoSer creativos es algo que muchas veces pensamos que es cuestión de privilegiados, de esos seres especiales que nacen con un don  para algo y lo aprovechan. Cuando pensamos en personas creativas solemos pensar en artistas de diferentes géneros: pintores, músicos , escultores, escritores, fotógrafos, ect.. Pero en eso hay una confusión de base, equiparar creatividad con actividades artísticas. Es obvio que las manifestaciones artísticas suelen ser una buena prueba de creatividad, pero no es el único ámbito en que esta se manifiesta. Me gusta leer al respecto opiniones como la de Usman Haque, artista que interviene en el espacio público con instalaciones interactivas que nos dice en una entrevista reciente:

Que todo el mundo puede diseñar, que todos tenemos imaginación y que, por tanto, todos somos creativos.Y pienso que a la gente le gustaría ser altruista, pero hay aspectos de nuestra sociedad que hacen que sea más sencillo ser egoísta.

Partiendo de esa premisa mi idea de este post va ser “convencer” a aquellos que dudan de que la creatividad es “patrimonio de todos”. Ya hablé una vez en un post de que todos somos creadores en el sentido de que Internet y los nuevos medios nos posibilitan colgar “nuestra obra” al público, cosa que hace unos años era impensable.

Pero es que ser creativo no sólo es “hacer una obra” es también una manera de ir por el mundo, una actitud, un atreverse a pensar “fuera de la caja” o “del marco”. Nuestro cerebro es experto en construir patrones de pensamiento rutinarios. Pero no lo es en cambiarlos.  Esa estructura cerebral es uno de los motivos de que nos cueste tanto gestionar una crisis: nos obliga a pensar fuera del marco, fuera de la zona de comodidad. Nos cuesta cambiar debido a nuestro sistema de creencias que hemos ido construyendo de manera consciente e inconsciente desde niños. Eso hace que percibamos la realidad parcialmente  filtrada por ese sistema de creencias.

Una manera de ser creativos en nuestra vida cotidiana es  ser capaces de cambiar creencias, de desaprender cosas, de romper viejos hábitos, de cambiar actitudes, comportamientos y maneras de relacionarnos. Parece sencillo pero no lo es y sin embargo, los efectos de cualquiera de esos cambios por pequeños que sean pueden resultar sustanciosos. Se trata, como siempre decimos en PNL y Coaching de salir fuera de la zona de comodidad para experimentar y ampliar el mapa mental. Un mapa mental con más opciones es más flexible y dispone de mayores herramientas para afrontar cualquier situación. Una actitud creativa en nuestra vida puede llevarnos a lugares insospechados.

Pero ¿qué hacer si no estamos acostumbrados a funcionar así? Obviamente va a requerir de un entrenamiento (yo lo he hecho con la PNL y la Hipnosis y he cosneguido resultados espectaculares!). Ya comenté cuando hablé del libro Thinkertoys que existen métodos más propios del hemisferio izquierdo (más lineales y organizados) y otros más del hemisferio derecho (más globales e inconscientes). En ese momento expliqué el método SCAMPER. Cada uno puede usar el que mejor se adapte a su personalidad, pero yo recomiendo utilizar  los dos tipos, ya que maximiza nuestras posibilidades de llegar a soluciones realmente creativas.

En el Aprendiendo a ser creativos II explicaré algún método de “hemisferio derecho”o “intuitivo”, pero de momento, creo que hay suficiente material para pensar.

¿Encuentras soluciones creativas a los problemas? ¿Utilizas algún método para hacerlo?

Mertxe Pasamontes