el_enemigo_en_el_espejoDespués de las jornadas de Stic.cat del mes de abril dediqué una entrada a hablar de cómo muchas veces somos nosotros nuestros  mayores boicoteadores. No obstante, creo que es un tema en que hay que insistir ya que sigo viendo a diario como muchos proyectos fracasan no porqué sean malos o estén mal diseñados, sino porque las personas implicadas desfallecen antes de tiempo.

Una de las trampas en las que se puede caer más fácilmente es en un diálogo interno negativo. Puede sonar a tópico el tema del pensamiento negativo, pero no estoy hablando de eso tan obvio tipo: A ver si nos va a salir mal el proyecto, sino de creencias internas limitadoras mucho más sutiles, pero infinitamente más peligrosas. Son como virus mentales, que infectan todo nuestro pensamiento de una manera solapada, la mayoría de las veces sin que seamos conscientes de ello. Por citar algún ejemplo, son creencias del tipo: soy poco constante, no suelo tener suerte, las cosas les salen bien a los demás, no soy lo suficientemente bueno, “las oportunidades son para los elegidos”, etc..

Esas creencias generan un diálogo interno negativo pero que ya no nos parece tal porqué nos hemos acostumbrado a él!!!!Cuando una persona abandona un proyecto con  frases del tipo: Nos estamos quedando sin dinero, esto no puede funcionar…..es muy posible que haya un “no me siento capaz” detrás.

Por ello, hay que entrenar nuestra mente para desactivar esos “virus mentales” (que son mucho más peligrosos  que la Gripe A) y activar aquellas creencias (que también las tenemos) que nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Un pequeño vídeo que ilustra esa “lucha interior”

Y como dijo Gandhi:  La fuerza no procede de las capacidades físicas. Procede de una voluntad invencible.

¿Crees que tienes los recursos personales que necesitas para afrontar tu proyecto?

En breve una novedad en cuanto a este tema….

Mertxe Pasamontes