arcoirisblog

Impresionante la entrevista de La Contra de hoy a Stefan Vanistendael, experto en resiliencia. Es un tema que ya hemos tocado varias veces en este Blog, pero que resulta esencial, quizás es la piedra angular de muchos caminos.

Toda la entrevista es altamente recomendable, pero extraeré algunos fragmentos que me gustan especialmente:

Tener responsabilidad por otro, aunque sea un gato, es suficiente. Pero se trata de vivir conectado positivamente. Y la belleza (la naturaleza o el arte) y el humor me parecen dos maneras de conectarse con la vida muy poderosa. El humor es el último tesoro, en situaciones difíciles, como dictaduras, la gente desarrolla un humor muy agudo.¿Por qué nos reímos tan poco?

Porque todo funciona muy bien en la vida cotidiana, el humor viene cuando algo no funciona bien, y gracias a él no se pierde la confianza. Cuando la madre esconde su cara tras las manos, el bebé pasa de la angustia a la sorpresa de volver a recuperarla y lo hace a través del humor.

El humor, ¿un mecanismo de defensa?

Es mucho más que eso, nos ayuda a ajustar situaciones que nos desorientan. Un señor muy viejo me dijo: “Tengo un gran problema que no puedo resolver, pero comparado con la inmensidad de la vida es pequeño”.

El humor, tantas veces pocos valorado en nuestra sociedad, es un mecanismo de supervivencia, nos permite relativizar las cosas, darles una dimensión que las haga manejables.

No se trata de reírse de las desgracias, sino de enfrentar la vida con humor. Una sonrisa a tiempo, una risa, todo lo cambia. Tendemos a tomarnos a nosotros mismos demasiado en serio y eso no hace caer en el estrés, la ansiedad y en la depresión.

Cada cual ha de descubrir ese lugar interno en dónde reside su humor, esas cosas que le conectan con la risa y sacarlo fuera, compartirlo con los demás y disfrutarlo. No tengamos miedo de reír!

¿Te ríes con frecuencia? ¿O crees que las cosas son siempre demasiado serias como para tomárselas a broma?

Mertxe Pasamontes