revisandobjetivosSeguimos con las Reflexiones veraniegas. Es posible que en Enero con el comienzo del año te hicieras una lista de objetivos para el 2010. O tal vez lo hiciste en cualquier otro momento. En ambos casos, puede ser un buen momento, ahora que tienes más tiempo libre,  para echarles un vistazo y ver cómo están yendo tus planes para el 2010.

Uno de los motivos por los que fracasan los objetivos es porque los descuidamos o literalmente nos olvidamos de ellos. Doy por hecho que los tienes escritos (y si no, es un buen momento para hacerlo. La memoria es frágil y lo que no escribimos difícilmente lo podremos revisar). Existen también herramientas diversas para realizarlo como tablas, listas, la rueda de la vida, etc… Puedes usar la que te sea más útil.

Un breve recordatorio de cómo formular bien un objetivo te puede ayudar en la revisión:

  • Formulado en positivo: escribe lo que realmente quieres conseguir, no aquello que tratas de evitar.
  • Concreto: cuanto más puedas concretarlo, más fácil será el chequeo posterior.
  • Que lo puedas controlar: el objetivo tiene que depender de ti.
  • Contextualizado y temporalizado: debes poner una fecha de inicio y un cierto plan de desarrollo
  • Ecológico (mirar bien cuáles son las consecuencias): no sólo se trata de ver en qué te favorece sino también que renuncias supone
  • Que responda a la pregunta: ¿qué gano y que podría perder haciendo esto?

Una vez los has chequeado: ¿crees que siguen teniendo sentido? No dudes en descartar aquellos con los que no conectes y renovar los que sean necesarios. Aunque seis meses parezca un período muy corto de tiempo, pueden pasar muchos acontecimientos que hagan que algunas de las cosas que te habías planteado no tengan ya sentido. Mira cuidadosamente si hay algo en lo que te sientes atascado, tal vez no te estás haciendo las preguntas adecuadas. Y al revés, que sea necesario añadir nuevas metas. Hazlo sin aferrarte a nada! Y manteniendo en mente que el éxito es una maratón y no un esprint.

Y no olvides como dice la psicoanalista Isabel Menéndez en la Contra que: ” tenemos una gran capacidad de autoengaño, y que nuestras pulsiones destructivas son muy tenaces. Pero me encanta ver que hay gente que se la juega. Enfrentarse con uno mismo, ahí está la gran batalla.”

Y sobre todo, recuerda buscar en el lugar adecuado:

Una mujer estaba buscando afanosamente algo alrededor de un farol. Entonces un transeúnte pasó junto a ella

y se detuvo a contemplarla. No pudo por menos que preguntar:

–Buena mujer, ¿qué se te ha perdido?, ¿qué buscas?

Sin poder dejar de gemir, la mujer, con la voz entrecortada por los sollozos, pudo responder a duras penas:

–Busco una aguja que he perdido en mi casa, pero como allí no hay luz, he venido a buscarla junto a este farol.

¿Cuáles van a ser tus objetivos para el resto del año? ¿te ha resultado útil la revisión?

Mertxe Pasamontes