tranquilidad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es hasta cierto punto una condición normal cuya aparición es comprensible y quizás incluso de esperar como respuesta a situaciones excepcionales. Pero una vez esas circunstancias hubieran pasado o se hubieran atenuado  la ansiedad debería desaparecer. La ansiedad es un mecanismo que nos ha permitido la supervivencia al activar respuestas de lucha y huida ante situaciones de peligro. Nos activa también para buscar alimento o hacer frente a situaciones inesperadas de la vida cotidiana. Por tanto sería erróneo decir que sentir ansiedad es algo negativo, ya que sin ella sería difícil nuestra supervivencia. Si quieres saber los síntomas más frecuentes de ansiedad aquí los tienes.

El problema es cuando esa ansiedad aparece de manera muy intensa, o muy repetida o de modo desmesurado para el estímulo que la provoca. En esos casos de desproporción es cuando decimos que estamos ante una ansiedad patológica. Y eso no es normal y debe tratarse. Encuentro personas que llevan tantos años padeciendo ansiedad que ya les parece algo normal, creen que ese es el modo natural de vivir. El problema es que ese estado de ansiedad constante provoca otros problemas tanto psíquicos como físicos, al encontrarse el cuerpo en un estado de alerta constante.

¿Cómo vencer la ansiedad?

  1. Reconoce que sientes ansiedad, que ese no es un estado normal. Date cuenta de que parte de esa ansiedad está creada por tus propios pensamientos. Los pensamiento más frecuentes que llevan a tener ansiedad son:
  • Generalizar. Como algo sucedió en una ocasión o en un contexto, tendencia a pensar que sucederá en todas las ocasiones o contextos.
  • Predicciones negativas sobre el futuro. Tendencia a pensar que las cosas van a salir mal o que van a empeorar.
  • Diálogo interno negativo. Estar en un continuo diálogo interno descalificador, criticándote a ti mismo.
  • Lectura de mente. Creer que sabes lo que piensan los demás, que además siempre es negativo hacia ti.
  • Pensamiento polarizado. Creer que las cosas son blancas o negras, sin términos medios.

Ante esto hay que aprender a desafiar esos pensamientos, cambiar creencias negativas y limitadoras y aprender a dejar pasar los pensamientos con técnicas de Mindfulnes. Puedes encontrar una introducción a estas técnicas en mi libro: Calma tu mente, Domina tu ansiedad

2. Practica la aceptación. Lo primero que tienes que hacer es aceptar que tienes ansiedad y que no te la puedes quitar con solo desearlo. Vencer la ansiedad es un proceso en el que tendrás que dar distintos pasos y pasar algo de tiempo hasta que funcione. En la terapia aprendes a aceptar la ansiedad y la imposibilidad de cambiar ciertos sucesos de la vida.

3. Cuídate y ten hábitos saludables: práctica ejercicio, a ser posible introduce el yoga y el mindfulness en tu rutina diaria, descansa las horas necesarias y come bien. Si no te cuidas y relajas tu cuerpo eso provoca estrés físico y ese estrés puede llevarte a la ansiedad.

4. Mantén tus relaciones sociales. Las relaciones sociales son una red protectora contra las enfermedades mentales y pueden darte mucho soporte. No dejes de disfrutar de pasar un buen rato con las personas que aprecies. pero eso sé, huye de las personas negativas y que te hagan sentir mal. Ya tienes bastante con tu propia ansiedad para tener que bregar con la ansiedad de otros.

5. Sigue con tus aficiones. No abandones tampoco las cosas que te gusta hacer. Bastante es con que te sientas mal para que encima te castigues dejando de hacer aquello con lo que disfrutas.

Conclusión

La ansiedad no tiene por qué ser una condición perpetua. Es cierto que hay personas que tiene más tendencia a ser ansiosas, que tienen un cerebro más predispuesto a la ansiedad (lo sé muy bien porque yo soy una de ellas). Pero eso no quiere decir que la ansiedad no se pueda quitar o por lo menos atenuarmucho. Y una mejora en un tema así, marca una gran diferencia. Igual serás más reactivo que otras personas, pero eso no te impide sentirte bien y ser feliz. Lo único que te lo impide es rendirte y no hacer nada. Así, que nunca te rindas. Como dijo Jack Canfield: Todo lo que tu deseas está al otro lado del miedo.

¿Quieres dejar de vivir con ansiedad? ¿Qué vas a hacer para conseguirlo?

 

Mertxe Pasamontes