Aunque era un poco reticente, me he decidido a incluir testimonios de mis clientes y lectores. Si quieres que incluya el tuyo no tienes más que mandármelo a través el formulario de contacto y lo haré encantada.

En mi caso Merxe me ayudó a encaminarme hacía lo que realmente quería hacer a nivel profesional. Me resultaba difícil readaptarme a España después de haber estado viviendo muchos años fuera del país. No era solamente un cambio de carrera profesional sino que me encontraba en un lento proceso de adaptación a una cultura y unas reglas de juego muy distintas a las que estaba acostumbrada. Mertxe me dio confianza para trabajar en mi apuesta profesional y fue un gran apoyo en mi proceso de readaptación. MP

 

La conocí a Mertxe por su blog. El blog me ayudó a encarar muchos cambios, pero en un momento dado necesité dar un paso más y le escribí. Después de unos mails introductorios, empecé a tener sesiones con ella. Sentía la necesidad de contar con la ayuda de un/a psicólogo/a, ya que venía arrastrando una serie de síntomas que me molestaban mucho en el día a día y  a los cuales no les encontraba solución. En poco tiempo los síntomas que más me molestaban disminuyeron muchísimo y además, voy descubriendo una serie de aspectos míos que desconocía. Este autoconocimiento me está resulta una herramienta muy poderosa para encarar una serie de cambios positivos en mi vida.Si estás pensándote lo de ir a un psicólogo, y te falta el empujoncito final, espero que mi experiencia te sirva para dar ese paso que te aseguro te será de enorme ayuda ya que se trata de una profesional muy muy buena. C.P

 

He aprendido a escuchar y actuar de acuerdo a mi criterio, a reconocer cuando mis decisiones o concesiones a los demás afectan negativamente a mi felicidad, actuando en consecuencia y de acuerdo a mi renovada escala de valores. Alineando mis acciones y sentimientos me hace sentir bien conmigo mismo, y los demás lo aprecian y respetan.

Hoy la relación de pareja va por buen camino. Exploramos a diario y aprendemos como compaginar nuestra individualidad y la vida en común y discutimos las diferencias. Por mi parte, y aunque me cuesta aveces, manifiesto cuando es necesario mis preferencias, y ella las respeta acepta. Anteriormente yo sentia la necesidad de ser respetado, hoy no necesito tal cosa porque yo me respeto a mi mismo y defiendo mi opinión aunque en ocasiones sea a pesar de los demás. Ello me otorga presencia y a la vez infiere en los demás respeto hacia mi persona, lo cual redunda en una mayor autoestima.

Dicho esto agradezco a Mertxe el buen trabajo realizado con profesionalidad, atención y paciencia. Podria decirse que la situación creada y su consejo han creado un nuevo hombre mejorado y más feliz. X.E